.The_True_Tittle.

¿Os gusta la nueva portada?

~*Rose´s iPod*~

12 de octubre de 2010

Capítulo 11.

Lukas me agarraba por el brazo llevándome fuera de la estancia. Todos estaban histéricos, algunos de los alumnos (he de decir que me siento orgullosa de que no fueran todos) corrieron a ayudar a Deborah, a salvarla de las llamas que yo misma había provocado.

Para mi desgracia, no se quemó ni un solo pelo. Resulta (me podían haber avisado, la verdad) que el chico que estaba a su lado, su novio como yo había deducido, podía controlar no sé qué de las masas de la atmósfera y había creado una especie de campo de fuerza que había repelido mi ataque.

Y, gracias a mi ``gloriosa´´ actuación, ahora me dolía muchísimo la cabeza. Sentía como martillazos en las sienes, solo que en vez de martillazos, parecían estar dándome con un mazo gigante.

Conforme íbamos andando por los pasillos hacia no sé dónde, comencé a ver como el suelo se acercaba a mi cabeza.

-Lukas… ¿Por qué se está moviendo el suelo?- No tuvo tiempo de responder pues se tuvo que parar y hacer una fuerza tremenda para que yo no chocara contra la dura y fría superficie.

Me cogió el brazo y lo pasó por sus hombros. Pegó un leve saltito para cogerme las piernas y me llevó en volandas por otro pasillo. Cuando paró, yo apenas veía, escuchaba ni sentía nada. Era como si alguien me estuviera privando de los sentidos principales.

Lukas le dio una patada a la puerta y entramos. Era una habitación, y por lo que pude distinguir, no era la mía, por lo que supuse que sería la suya. Me apoyó en la cama y oí como empezó a rebuscar en algún cajón.

-No veo nada, Lukas.- Dije en un susurro.

- Aguanta un momento, Rose. Sigue hablándome. Tienes que mantenerte consciente, ¿vale?- Lo oía como una reverberación. Pero aun así le seguí hablando, aunque la lengua se me trababa.

- ¿Por qué… me pasa… esto?

Oí una especie de susurros. Como era de suponer, ahora no veía a Lukas, al igual que tampoco lo oía. Tan solo veía un fondo negro, y… purpurina de color plata. Vaya, esto era nuevo.

No sentía mis manos, ni tampoco otras partes del cuerpo. Tan solo comencé a notar algo al cabo de unos cinco minutos aproximadamente. Podía mover mis dedos, y sentía también picor en las rodillas. Intenté relajarme y pensar en cosas bonitas, pero… ¿En qué cosas bonitas iba a pensar yo? Si últimamente todo lo que me pasaba era malo.

Ahora noté una respiración, como un eco de la mía. Hice un leve esfuerzo por abrir los ojos, y como la mayoría de veces, me arrepentí.

Lukas tenía su frente apoyada en la mía. Sus ojos estaban cerrados y tenía una de sus manos en
mi nuca. Creo que en mi vida me había puesto tan colorada. Cerré los ojos por si acaso.

-Rose.

Los abrí de nuevo y para mi alivio, estaba sentado en un hueco de la cama, junto a mis pies. Me incorporé lentamente y me senté sobre sus cojines. Al instante me arrepentí.

-Joder, mi cabeza.

- Ten.- Me ofreció un vaso, como la primera vez que nos vimos. También me acordé de lo mala que estaba esa medicina. Pero me quitaría el dolor, por lo que la tomé toda de un tirón.

- Agh.- Sonrió ante mi repentino ataque de arcadas.- Gracias.

Se levantó sin decir nada y se acercó a mí. Me tendió una mano, yo la cogí despacio, fría como el mármol. Cogió algo de una caja y me indicó con un movimiento de cabeza que saliera del cuarto yo primero. Aún tenía un regusto a muerto en mi boca.

Salió y cerró la puerta sin echarle la llave. Se giró y me miró con esos ojos matadores.

-¿Te encuentras mejor?- Carraspeé un poco antes de hablar.

- Sí. Bueno, más o menos.- Comenzó a andar, le seguí.- ¿Qué…qué demonios ha pasado?

- Como me temía, tienes un efecto secundario en tu poder.- Hablaba como si realmente entendiese.- Aquella vez,- supe que se refería a cuando Heath me ``atropelló´´- te pasó algo parecido, ¿verdad?

- Bueno, sí, eso creo.- Entramos en el ascensor.- Creo que le prendí fuego a un pitillo por error. Pero para ser la segunda vez que lo hacía, al menos no creé mucho caos.

- Tienes razón.- pulsó el uno.- La primera vez que utilicé mi poder, le congelé la papilla a Heath.- Los dos reímos.- La segunda fue peor.

- ¿En serio?- No podía ni imaginármelo.

- Congelé al gato de mi vecina. Lo encontraron hecho un iceberg en el cubo de la basura.- No pude evitar soltar un bufido.- Lo de siempre.

-Claro, lo de siempre.- Sonó el timbre que anunciaba que ya habíamos llegado.- Normalmente yo suelo calcinar gatos cada vez que tengo la ocasión. Y lo haría más a menudo si no fuese porque me dan estos ataques repentinos.

Creó una sonrisa torcida que me recorrió las entrañas. Había conseguido que se me pasara todo el dolor de cabeza, realmente este chico era especial. Literalmente, digo.

Entramos en el despacho de su madre. Al igual que aquella vez en el tren, estaban Heath, Helena, Anabel y, ésta vez, se había sumado Eva.

-Rose.- Helena se acercó a mí y me puso una mano en la frente, cerrando los ojos. Me recordó a Lukas. A los 10 segundos se separó de mí.- menos mal que estás bien. Toma asiento, por favor.
Me senté en un pequeño sillón, al lado de Anabel, que llevaba puesto un vestido de peto negro, con unas Converse negras y unas medias moradas. Me sonrió.

-Hola.- La saludé.

- Rose. Como bien sabrás, y supongo que te habrá explicado Lukas,- su madre lo miró, pero como normalmente hacía, se había puesto los cascos y había desconectado.- Tienes un problema. Es una especie de repercusión por lo que haces. Cada vez que provocas un fuego, repercutirá en tu salud.

- Lo sé.- Asentí.

- El único capaz de hacerte desaparecer ese dolor es este momento es Lukas. Por ello te pido que no te alejes demasiado de él. Cuando aprendas a controlar tu poder regularmente, tu cuerpo se adaptará a él, por lo que esos mareos y desmayos repentinos desaparecerán.- Comprendí ahora por lo que mi mentor era Lukas. Su poder con el hielo podía contrarrestar el fuego. Sería el único capaz de vencerme y de salvarme en una guerra.

-Está bien.- Me limité a decir.

- Y ahora, tengo algo que deberías ver.- Helena cogió una caja de bajo su mesa y me la entregó. Era un poco pesada.

Sobre la caja había un pequeño sobre. Para Rose, ponía. Lo abrí.

Querida Rose.
Siento mucho todo lo que te está ocurriendo. Pero es la mejor opción para mantenerte a salvo. Los asesinos de tus padres andan sueltos y no puedo dejar que te expongas. No soportaría que nadie más de mi familia saliera herido. Espero que te guste la academia, es lo más seguro para ti. Espero que comprendas mi situación.
Posdata: He terminado con Suzanne, era demasiado estúpida para pertenecer a la estirpe Darling.
Posdata 2: Cachemir ha tenido un pequeño desliz con alguna gata. Éste ha sido el resultado.
Atentamente y con cariño
Tío Pete.

Sonreí un poco y me guardé la carta en el bolsillo de mi pantalón. Todos me miraban expectantes a que abriera la caja. Deslicé el lado hacia un lado y levanté un poco la tapadera.

En su interior había un gatito del tamaño de mi mano, con el pelaje atigrado y unos enormes ojos verdes. Me miró de repente, y me asusté. Tenía una mirada desafiante. Como la mía.

Y debido a esa primera impresión, ya tenía un nombre pensado para él.

-Hola, Boo.

9 comentarios:

Andrea dijo...

que chulooo
me ha encantado.
por fin aparece Boo!!
q ganas tengo de saber que pasa entre Rose y Lukas XD
muchos besos

Lara Nidea dijo...

holaaa, me encontre tu blog por casualidad y e de decir ke me encanta.
ya me lo e leido todo y esta genial

muac.

Nube dijo...

¡Hola!
Me pase por tu blog por curiosidad y empece a leer. Me ha encantado la historia.
Espero que sigas escribiendo.
Quiero saber ¡ya! que pasa entre Rose y Lukas. =D
Tienes una seguidora más.
Un beso.

Soy Klaudia dijo...

LoL cómo molaa!!! Me encanta... así que por eso él es su tutor, es genial, pero es demasiado frío xD y Rose demasiado vergonzosa xD hahahaha supongo que eso se arreglará a medida que avance la historia, porque ellos acabarán juntos no????? xD
Gracias por pasarte por mi blog

dark-girl dijo...

Como mola, espero el siguiente capi con inpaciencia, creo k ya no me kedan uñas.

dark-girl dijo...

Como mola, espero con inpaciencia el proximo capi, creo k ya no me kedan uñas.

Tasha dijo...

Hola! :)
Llevaba un tiempo sin poder pasarme pero he de decir que los ultimos capítulos están genial!
Sigue escribiendo! ^^

Dance with the dark. dijo...

Hola!
vi tu blog de casualidad y me e leido todos los capítulos!
me encanta la historia!
estaria bien tambien que la publicaras en un libro (;
un saludo y besos!:D

Klau Bluehair dijo...

Hey pues sí, pedazo comentario en el último capítulo xd gracias me ha hecho mucha ilusión ahahaha
pues sí los escribo primero en word, de hecho tengo escritos ya unos cuantos xd pero los voy subiendo poco a poco. Los capítulos que subo al blog ocupan más o menos 3 páginas, pero este ocupó sólo dos porque quería que se acabará justo ahí en esa frase xd no por otra cosa, pero ya verás, el siguiente capítulo será más largo y con mucha más chicha hahahahaha