.The_True_Tittle.

¿Os gusta la nueva portada?

~*Rose´s iPod*~

12 de septiembre de 2010

Capítulo 8.

El St. Silver Academy era la escuela más bonita que jamás hubiera visto. Todo estaba ambientado en el S. XVI, con un enorme campus con fuentes y paseos. Lo único por lo que me quedé un poco pillada fue por el hecho de que Helena me dijese que éramos una especie en peligro. Teniendo en cuenta que en el campus a la hora del crepúsculo habían más de trescientos alumnos y profesores dispersados por todo el terreno. Supuse que la gran mayoría de ellos eran inexpertos como yo.

También tenía que mencionar el hecho de que, tal vez la mitad aproximadamente de los alumnos del campus eran niños. Pude distinguir en un grupito de cuatro a Cissy, la niña que me había acompañado en el tren.

Tan absorta en mis pensamientos me choqué con alguien.

- Lleva cuidado por donde pisas, imbécil.- Siguió caminando, pero la corté.

- Rubia tenías que ser.- Le solté con todo el enfado posible.

La aludida se giró y me miró mal. Luego me acordé de que seguramente sería una Delphos, por lo que me dio un poco de miedo lo que pudiera hacer con la mirada. Para mi suerte, Anabel apareció a mi lado como si llevara ahí todo el rato y me salvó de una muerte inminente.

- Deborah, tú por tu camino, y nosotras por el nuestro, ¿vale?- Dio por concluida la conversación y nadie se opuso. La tal Deborah, siguió caminando con un bufido en el ambiente mientras que Anabel me plantaba cara.- No debes meterte en problemas, Rose.

- Ha empezado ella.- Parecíamos niñas pequeñas. Enarqué una ceja.

- Rose, todos los que están aquí pueden hacerte daño si quieren. Son todos, no profesionales, pero sí expertos en su poder. Hacía tiempo que no venía nadie nuevo, así que supongo que tendrás que aguantar las críticas de ser la nueva…- Dejó la frase suspendida.

- Agh, odio ser la nueva.- Seguí caminando con mis maletas, mientras Anabel se ofrecía a llevarme la caja.

Justo cuando parecía que encajaba, irónicamente, en el instituto del Shakespeare High School, me tenía que cambiar. Cómo odiaba mi vida.

Miré hacia atrás para cerciorarme de que nadie me miraba de forma extraña o hacia gestos con la mano. Anabel se rió y me dio un pequeño empujón con la mano en la espalda, instándome a entrar en la estancia.

Era un amplio salón de actividades, con una televisión y cientos de sofás y sillones con pinta de ser muy cómodos. De repente me entraron ganas de sentarme en uno. Al fondo de la sala había una enorme puerta y a su lado derecho e izquierdo, unas escaleras.


- Es un ascensor.- Me indicó. Caminamos hacia él.- Las clases están en el primer piso. Las habitaciones en la segunda, tercera y cuarta planta.

El ascensor se abrió lentamente y de él salió una chica menudita, con un montón de pañuelos rodeándole el cuello. Tenía el cabello recogido en una larga coleta. Cuando nos vio, sonrió.

- Anabel.- Estaba un poco afónica.- ¿Quién es ella?- Me dedicó una sonrisa aún más profunda que la anterior. Menuda dentadura.

- Es Rose.- Miré a Anabel enarcando una ceja. No era necesario que respondiera por mí, podía hablar yo solita.

- Encantada, yo soy Eva Lynn, pero todos aquí me llaman Eva a secas.- Intenté sonreírle pero sólo salió una mueca extraña. Esto no era lo mío.

- Lo mismo digo.- Me limité a contestar. Eva hizo un pequeño gesto amigable con la mano pero sólo consiguió que casi se le escurrieran los folios que llevaba encima.

- Bueno, ya nos veremos por ahí.- Sonrió de nuevo un poco avergonzada y salió del ascensor con andares de bailarina, alejándose por la sala común, girando a la derecha y dejándonos vía libre.

Subimos al ascensor, un espacio para seis o siete personas, con dos espejos y un horrible tapiz de color topacio viejo. Anabel pulsó el botón 3 y comenzamos a subir.

- La madre de Lukas y Heath era la nieta del fundador. Ella restauró toda la academia después de un conflicto bélico. Por lo visto, no contrató a ningún decorador de interiores cuando se ocupó de esto.- Asqueó su rostro mirando el tapiz y las dos reímos. Era increíble como aquella chica tenía poder sobre mí. El ascensor se detuvo.- Ya hemos llegado.

Todo era un enorme pasillo de color beige, repleto de puertas a cada lado. Cada una de ellas tenía una plaquita colgada. La moqueta del suelo de color tierra se hundía mullida tras nuestro paso. Al instante reaccioné.

- ¿Voy a compartir habitación?- Ya debería haberme hecho a la idea. El colegio era grande, pero no lo suficiente como para almacenar y distribuir a todos los alumnos por cuarto individuales.

-Conmigo.- Me sonrió directamente y me percaté de que tenía unas pocas pecas en las mejillas.- Pero puedes considerarla tuya. Yo no duermo.

Vaya. Nada más llegar y tenía una habitación para mí sola, donde poder relajarme, escuchar música, etc. Recé por que Lucy hubiera incluido mis altavoces en la visita por mi casa. Esto si que era tener enchufe…

- Espera.- La frené. Había algunos alumnos en el pasillo que se giraban a mi paso. - ¿Cómo…? ¿Cómo que no…duermes?

- Bueno. Haber como te lo explico…- Se detuvo en una puerta. Leí la inscripción de la placa.

ANABEL PAANIX
ROSE DARLING


Abrió la habitación con una llave antigua y la seguí. Era una habitación bastante amplia para lo que yo había imaginado, con dos camas con bisel de un blanco transparente. Había dos armarios, dos mesillas de noche y una puerta, lo que supuse que sería el baño. Anabel me señaló cuál era mi cama y continuó.

- Yo no soy una Delphos normal.- se sentó en su cama.- No duermo porque, si lo hago, me convierto en un asesino. No soy consciente de mis actos. Y así murieron mis padres.

Se me erizó el vello de todo el cuerpo.

-Osea, eres como una especie de… sonámbula.

- Exacto, pero sólo si duermo. Si no lo hago, soy totalmente normal.- Se dejó caer hacia atrás en su cama. Yo empecé a desembalar mis cosas.- Me alimento de la vitalidad de los que duermen normalmente. Así no molesto a nadie y puedo mantenerme despierta. Tú ya has experimentado mi poder.

Claro que lo había experimentado. Recordé cuando salimos de mi casa. Con sólo tocarme había caído en un sueño profundo, y, cuando desperté, estaba en un lugar totalmente distinto.

- Entonces, ¿qué haces por la noche?- Pregunté con curiosidad.

- Normalmente estudio. Mi poder no está en ningún libro Délphico, por lo que tampoco puedo asistir a algunas de las clases ya que no tienen ningún sentido para mí. Me limitó a estudiar mis límites y posibilidades dentro de una batalla. Ahora he aprendido a controlar la absorción del vitae.- se incorporó y me tocó el brazo.- ¿Ves? Ahora puedo tocar a la gente sin dejarla inconsciente.- Me sonrió amablemente. Pude ver que ahora era feliz. No podía imaginarme la vida sin poder tocar nada.

- Bueno.- Suspiré ruidosamente.- ¿Y ahora qué?

- Ahora deberías saber algo.

- Dispara.- Cogí mi Ipod y caminé con ella hacia la puerta.

Antes de que ella tuviera tiempo siquiera de abrir la puerta, ésta se abrió ante nosotras. No recordé que Anabel la hubiera cerrado, por lo que supuse que alguien la había abierto desde fuera. Heath estaba apoyado en el marco, y Lukas, a su lado, tenía puesto un auricular en su oreja.

- Rose.- Heath me dedicó una media sonrisa a la que yo respondí con una cinco veces disminuida.- Te presento a tu nuevo mentor.

- Y ese es…- Miré hacia fuera sin ver a nadie. Pero si sólo estábamos nosotros cuatro aquí, y no iba a ser Anabel, ni Heath…- ¿Lukas?

- Yo tampoco quiero, pero me han obligado.- Dijo encogiéndose de hombros.

Desde luego, no todo iban a ser buenas noticias. Ahora empezaba la mala racha.

7 comentarios:

Neila dijo...

me encanta la idea de que todos los domingos haya un capítulo nuevo. Este ha estado genial. Estoy impaciente por leer el siguiente =D
bss

Neila dijo...

Hola (otra vez) =)
te he afiliado a mi blog. Plis pásate y dime que te parece.
gracias y bss

Claudia Istoolate* dijo...

Muuchísimas Gracias Neila. =)
Me alegro que te guste, y sí, la verdad es que va a ser todo un reto para mí, pero intentaré subir todos los domingos. ^^

Gracias por afiliarme! Ahora me paso :)

Andrea dijo...

holaaa =)
tengo muchísimas ganas de leer el capítulo 9. Dijiste que subirías nuevos los domingos así que reviso cada dos por tres tu blog jeje. Estoy super impaciente. Avísame cuando subas el 9 plis =D
muchos besos

Claudia Istoolate* dijo...

Graacias Andreea!
Siento no haber podido subir este domingo. Es que el inútil del BLOG me dejó tirada y no sabía qué era lo qe le pasaba!
Bueno, Este domingo si que hay capi, sí o sí.
(:
Tus comentarios me animan mogollón. :)

Gracias! ^-^

Viic (L) dijo...

me encanta la historia! empeze a leerla hace mucho, y ayer la volvi a retomar^^ tienes a una seguidora q espera tus capitulos :)

*KLaU* dijo...

ehhh cada domingo va a haber un capítulo!! Genial!! GEnial!!!
SAbes me gustaría que la gente se entusiasmara tanto con mis historias.. xD supongo que no tienen mucho gancho pero bueno intentaré mejorar.
No hace falta que diga que me encanta tu historia es simplemente genial.